– ¿Solo uno al mes?

– Ah, pero … ¿Tú cuántos?
– Pues … Depende, claro.
– ¿De qué depende? De según cómo se mire…
– … todo depende de ti.
– ¡Pues eso! Si de mí depende, solo uno al mes.
– Me parece poco.
– Ya, pero me gusta hacerlo bien: con tiempo, con mimo, con preparación …
– Yo soy más de “Aquí te pillo …”
– Entonces, te recomiendo Twitter o Snapchat.
– ¿Perdona? ¿De qué estamos hablando?
– De los posts, claro, ¿tú no?