En el día de la mujer trabajadora quisiera felicitar a las mujeres, pero no a todas, sólo a algunas, a las que se han ganado la felicidad. A las demás, por desgracia, no las podemos felicitar, porque aún están luchando por ser felices:

Felicidades a las que se pintan los labios porque quieren, pero no a las que llevan un ridículo uniforme de trabajo con faldita, gorro de lado y tacones de abuela; felicidades a las que estudian, pero no a las que nunca animaron a ser comandantes, ingenieras o carpinteras; felicidades a las mujeres que denuncian a su maltratador, pero no a aquellas que tienen que irse de su hogar porque en él vive un violento; felicidades a las mujeres trabajadoras, en su día y en los 364 restantes, pero no a las que cobran menos que los hombres por un mismo puesto e igual calificación; felicidades a las que se casan o a las que se juntan e incluso a las que se divorcian, pero no a las que obligan a contraer matrimonios amañados y sin amor; felicidades a las que practican sexo gratis y porque quieren, pero no a las que cobran y a las que fuerzan…

En el día de la mujer trabajadora, y especialmente en los 364 restantes, felicidades sí, pero felicidades a medias, porque son felices algunas, pero no todas.

PD: horrible, horroroso, espantoso, terrorífico, injusto… Hay que parar esta lacra:

http://www.feminicidio.net/menu-feminicidio-informes-y-cifras